Experiencias de los visitantes

Tanto si visitas el Icebar de Ámsterdam con amigos, con la familia o por tu cuenta, nuestro personal se ocupará de que tengas una experiencia memorable. Estas son algunas de las opiniones de los clientes que nos han visitado en el pasado.

Welcome to the Amsterdam Icebar

Visitantes en solitario

Bennel B calificó el Icebar de Ámsterdam como "una experiencia increíble que deberías probar".
"Reservé literalmente el mismo día y pude asegurarme un lugar. Lo disfruté mucho, fue una experiencia diferente, y las bebidas, ¡oh Dios mío!, eran muy sabrosas... y abundantes para el precio que pagas. Si estás en Ámsterdam deberías hacer esto".

Isaac V celebró su cumpleaños en el Amsterdam Icebar: "Desde el principio hasta el final todo fue perfecto, son gente muy amable, un bar de hielo muy amigable, un servicio increíble."

Benn T pasó un rato "helado pero increíble" en el Amsterdam Icebar.
"¡Qué experiencia! El personal fue extremadamente amable e informativo, lo que hizo que la experiencia fuera mejor. Me las arreglé para durar casi 20 minutos, pero recomendaría a cualquiera hacer esto!"

David Marshall calificó a nuestro personal como "muy servicial y agradable". "Reservé por Internet, lo que fue muy fácil, y me presenté justo antes de la hora que me habían asignado. Tengo necesidades de aprendizaje y no había hecho nada como esto antes, pero disfruté de la asistencia del personal y se ocuparon de mí a pesar de que entré solo. El guía era divertido y me ayudó con las bebidas. Definitivamente, volvería a ir".

Ice glasses

En familia

Robyn Harper tuvo una "experiencia única y genial". "¡Mi madre, mi hermana y yo visitamos el bar de hielo y nos lo pasamos muy bien! No está mal comprar las entradas con antelación, lo que te asegura tu sitio y tres bebidas. Estábamos de visita en Ámsterdam desde Estados Unidos, y sólo hemos visto otro tipo de bar de hielo en algún lugar de Florida, así que definitivamente vale la pena ir. Nuestro cantinero, Bas, fue muy amable e hizo que todo fuera aún mejor. Definitivamente recomendaría comprobarlo ya que no es algo que se pueda hacer en casi ningún otro lugar."

Kerrie W calificó el Icebar como un auténtico "trozo de diversión". "El ICEBAR es exactamente eso: un ICEBAR en el que experimentas temperaturas frías mientras bebes en vasos de hielo de verdad. Es muy divertido y mi hijo adolescente, que ya tiene edad para beber, disfrutó mucho de sus cervezas heladas. No nos apresuraron a salir después de que se cumpliera nuestro horario y todo el personal trató de que fuera una experiencia divertida. Es una experiencia para vivirse por diversión; nada de razones profundas o significativas."

KirstinB vino por la "diversión con temática marinera". "A nuestra familia le encantó esta experiencia en el Ice Bar, completamente diferente a otros bares de hielo que hemos visto, a excepción del hielo y el frío. La temática náutica, las monedas de las bebidas, los detalles ingeniosos, las generosas bebidas y los amables empleados lo hacen realmente memorable. Boris fue nuestro anfitrión y cantinero favorito. Era un encanto. Nos reímos, bailamos y lo pasamos en grande hasta que la escarcha penetró en nuestros huesos. Las fotografías profesionales fueron un buen detalle. Elegimos una para comprar, aunque nos hicimos muchas. Los visitantes tienen tiempo limitado en el hielo, por supuesto, pero no en la gran zona de descanso. Diversión para mayores de 18 años, pero definitivamente no para niños".

Con amigos

Wojtek puede decir que el Amsterdam Icebar "definitivamente vale la pena". "El bar de hielo en sí fue una experiencia única y las bebidas en el propio bar eran muy buenas y baratas".

Lizzie M tuvo una "experiencia fabulosa". "Cuando llegó nuestro turno nos recibieron con mucho entusiasmo y nos dieron un abrigo y unos guantes para entrar (¡ambos estaban limpios!).
Al entrar por primera vez en el Icebar la temperatura no es tan mala, obviamente hace frío, pero no demasiado extremo. ¡Nos dieron nuestras bebidas en vasos hechos de hielo y luego tuvimos mucho tiempo para tomar fotos y disfrutar de nuestras bebidas!
Una vez que terminamos con nuestras dos bebidas (no nos apuramos para nada) salimos del Icebar, ¡ya que para ese momento realmente se siente el frío! Mis manos estaban especialmente congeladas. Y también mis pies estaban muy fríos, pero sólo tenía puestas las Converse.
Nos invitaron a relajarnos un poco más en el bar principal antes de volver al hotel.
Ha sido una experiencia increíble, con un personal brillante y entusiasta, y es una visita obligada en Ámsterdam".

La visita de Liv a Ámsterdam se "hizo memorable" con una visita al Icebar. "Enormes gracias al increíble personal, que trata a sus clientes como amigos, un ambiente tan cómodo hace que el ambiente helado sea más memorable, no podría darles más crédito, definitivamente vale la pena el dinero, su visita a Ámsterdam no estaría completa sin el bar de hielo".

¿Estás preparado para crear recuerdos y vivir una experiencia única y grandiosa? Entonces, ¡compra tus entradas ahora!

¿Entonces, qué espera? ¡Sus bebidas ya están heladas!


Comprar boletos!